Internacionales

¿Podrá Trump competir con China sin desatar una guerra?

En vísperas de la investidura del magnate como presidente de EE.UU., todavía no queda claro qué eventuales medidas adoptará contra de China, ni qué consecuencias tendrán.

Donald Trump, que será investido el próximo 20 de enero como presidente de EE.UU., aún no ha aclarado qué acciones concretas emprenderá en el marco de la guerra económica que ha prometido lanzar contra China en cuanto asuma la presidencia. La revista ‘The National Interest’ analiza si las eventuales medidas del magnate podrían desatar una guerra.

Durante su campaña electoral, el multimillonario presentó un plan para “reconstruir la economía americana luchando por el comercio libre”. Asimismo, acusó a Pekín de “comportamiento injusto” y anunció su intención de “instruir al Representante de Comercio de Estados Unidos para que presente cargos en los casos comerciales contra China, tanto en este país como en la Organización Mundial del Comercio (OMC)”.

Los objetivos comerciales de China

El dueño de la ‘Trump Tower’ también ha prometido que declarará a China como manipulador de divisas en cuanto llegue a la Casa Blanca. En esta misma línea, ha criticado a Pekín por la presunta pérdida de empleos en Estados Unidos y ha anunciado que subirá los aranceles de las importaciones chinas hasta el 45%.

Aunque el diario chino ‘The Global Times’ sostiene que Trump sería “un tonto ingenuo” si lanzara una guerra comercial contra China, ‘The National Interest’ recalca que el Comité sobre Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés) podría, en realidad, prohibir las inversiones chinas en EE.UU. La revista destaca que los mandatarios del país no suelen participar en los asuntos de dicho comité, pero sí que pueden intervenir en favor de los intereses de Washington si lo ven necesario.

La política de ‘una sola China’ y las relaciones con Taiwán

La publicación advierte que lo que más asusta a Pekín es que la Administración de Trump pueda distanciarse de la política de ‘una sola China’ apoyada por el todavía inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama, y mejorar las relaciones con Taiwán, considerado por China como una provincia rebelde bajo su jurisdicción. Este miedo lo desató, en concreto, la conversación telefónica de Trump con la líder de Taiwán, Tsai Ing-wen, el primer contacto de este nivel desde que Washington y Taipéi rompieron relaciones diplomáticas en 1979.

“Yo comprendo completamente la política de ‘una sola China’, pero no sé por qué tenemos que estar ligados por esta política”, ha anunciado Trump. La revista norteamericana apunta que el magnate podría tener razón, dado que en lo referente a dicho curso “no hay ningunos tratados o acuerdos coercitivos, sino sólo una serie de comunicados no vinculantes que tratan el asunto de una manera vaga”. En este sentido, cita al candidato a secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, que este miércoles dijo que no ha oído nada de ningún tipo de plan para alterar la política de ‘una sola China’.

Las visitas del dalái lama a Estados Unidos

La publicación estadounidense recuerda que China se muestra en contra de cualquier reunión entre el dalái lama y la Casa Blanca, y que “en 2011 EE.UU. no mandó ningún representante oficial a la investidura del primer ministro del Tibet, elegido de una manera democrática”. En este sentido, la revista opina que Trump podría reunirse con el líder espiritual de Tibet fuera de los focos, como su predecesor en la Casa Blanca.

Mientras tanto, el propio dalái lama, que ha mostrado su apoyo al magnate, opina que “con la presidencia de Donald Trump comenzará una era de paz“. En cuanto a las declaraciones del magnate, asegura que Trump “carga sobre sus hombros con una gran responsabilidad, por lo que ahora debe adaptarse a la realidad”, al tiempo que hizo un llamamiento a evitar cualquier agresión.

El probable papel de Washington en el conflicto chino-indio

A China la preocupa el desarrollo de las relaciones entre Estados Unidos y la India, debido a las tensiones entre Pekín y Nueva Delhi relacionadas con Arunachal Pradesh, región en disputa entre ambos países. Sobre esta cuestión ‘The National Interest’ destaca que Trump no ha anunciado qué política apoyará y advierte de que el primer ministro indio espera hablar con el multimillonario estadounidense sobre este tema. Asimismo, subraya la importancia de saber a cuál de los dos países prestará Trump su apoyo en la disputa territorial.

El medio subraya que hay muchos más asuntos que podrían jugar un papel importante en las relaciones entre Washington y Pekín y opina que, si no alcanzan progreso alguno, “ambos países sufrirán y no habrá ningún orden mundial estable”. En su análisis, la publicación todavía no puede sacar ninguna conclusión sobre el posible estallido de un conflicto bélico a raíz de las acciones futuras de Donald Trump.

Con información Agencia RT

Etiquetas
Estuardo Martínez

Estuardo Martínez

Periodista con 16 años de experiencia en prensa escrita, televisiva, radial y páginas electrónicas.

Agregar comentario

Haz click aquí para publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *