Internacionales

Colombia se disgustó con Venezuela por declaraciones de Maduro

La Cancillería colombiana quiere expresar su enojo por una declaración del presidente Nicolás Maduro en torno a la actividad de mafias que atentan contra la moneda venezolana desde la ciudad de Cúcuta.

La reacción sigue a una acusación de Maduro, quien días atrás denunció que esas mafias colombianas operan en la ciudad colombiana de Cúcuta, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, con la intención de dar un “golpe de estado económico”.

Maduro dispuso el pasado sábado cerrar la frontera con Colombia y Brasil para impedir que los billetes de 100 bolívares (15 centavos de dólar) que fueron sacados ilegalmente del país regresen al circuito económico, en momentos en que están siendo retirados de circulación por el gobierno de Caracas.

La situación económica que vive Venezuela “no se genera” en Colombia, respondió la Cancillería en un comunicado difundido en Bogotá y reproducido por la agencia EFE.

La autoridad diplomática colombiana rechazó la “estigmatización” que se pretende hacer de Cúcuta como una “sede de actividades económicas al margen de la ley”.

“Los comerciantes de la ciudad de Cúcuta han sido quienes más han ayudado a los miles de venezolanos que han venido al país en busca de alimentos y medicamentos en los últimos meses”, agregó la Cancillería.

En el caso concreto de la frontera, la Cancillería detalló que las actividades económicas “tradicionales y legales han facilitado la adquisición de bienes y servicios básicos que igualmente benefician a los más de seis millones de venezolanos que han ingresado” a Colombia desde el pasado 13 de agosto de 2016.

La situación también generó preocupación en Brasil, donde el gobierno de Michel Temer comunicó que inició gestiones para “buscar una solución a la situación de los brasileños que desean retornar al país” y están afectados por el cierre de la frontera.

Autoridades del estado de Roraima manifestaron su “preocupación” ante la suerte de cientos de brasileños que viajaron en los últimos días a Venezuela y eventualmente no podrán regresar, dijo la agencia Ansa.

Venezuela y Brasil tienen sus relaciones congeladas desde que el gobierno de Maduro consideró como un “golpe de Estado” al juicio político que en agosto pasado terminó con el mandato de Dilma Rousseff y permitió el ascenso de Temer a la presidencia.

La tensión derivó en el retiro de los embajadores y aumentó semanas atrás, cuando Venezuela acusó a Brasil de liderar una estrategia para separar a Caracas del Mercosur.

Con información Agencia Télam

Etiquetas
Estuardo Martínez

Estuardo Martínez

Periodista con 16 años de experiencia en prensa escrita, televisiva, radial y páginas electrónicas.

Agregar comentario

Haz click aquí para publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *