Reportajes

Promueven la Erradicación de la pobreza y el consumo sostenible en la juventud

El 12 de agosto de cada año se conmemora el Día Internacional de la Juventud como resultado de la resolución 54/120, de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la que la ONU hace suya la recomendación de la Conferencia Mundial de Ministros encargados de la Juventud (Lisboa, 8-12 de agosto de 1998).

Y es así como a partir  del 17 de diciembre de 1999, se organizan actividades de información pública para apoyar este día, como una forma de promover un mejor conocimiento del Programa de Acción Mundial para los Jóvenes, iniciativa que proporciona un marco de políticas públicas y directrices prácticas para la acción nacional y el apoyo internacional con el fin de mejorar la situación de los jóvenes, además de contener  propuestas de acción que fomenten las condiciones y los mecanismos para mejorar el bienestar y los medios de vida de los jóvenes en todos los países del mundo.

El punto central de esta conmemoración es que la Juventud tiene la oportunidad, cada año de participar en la selección de un tema, para lo cual se toma en cuenta el aporte de las organizaciones de jóvenes y miembros de la Red Interinstitucional de las Naciones Unidas en el desarrollo de la juventud. Este año el tema es “El camino hacia 2030: erradicar la pobreza y lograr el consumo y la producción sostenibles”.

 

Este proyecto contiene 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible con metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años.

Entre los ODS se encuentran mecanismos para combatir el hambre, asegurar la salud y el bienestar, educación de calidad, igualdad de género, trabajo decente y crecimiento económico, ecosistemas sostenibles, energía asequible y no contaminante fortalecimiento de la justicia y alianzas para lograr dichos objetivos, entre otros.

Problemas que aquejan a la juventud guatemalteca

El desempleo, la discriminación, la falta de oportunidades y violencia son algunos de los problemas que han desvanecido y truncado los sueños de muchos jóvenes guatemaltecos, quienes representan el 70 por ciento de la población.

Para muchos jóvenes como Kevin Castro de 21 años, el tema laboral es uno de los obstáculos a los que se enfrentan luego de graduarse, “creo que las empresas y el gobierno, deberían abrir las puertas para que más jóvenes podamos optar a un empleo, ya que se nos pide experiencia pero no se nos da la oportunidad de adquirirla”, se lamenta Kevin.

Otros en cambio, buscan alternativas para ocupar sus ratos libres para mantenerse alejados de la violencia y otras amenazas a su seguridad, “nuevas vías de recreación ayudarían a que los jóvenes no caigan en problemas de drogas, para evitar de esta manera la violencia en todas sus expresiones”, asegura Jorge Méndez de 19 años.

Nancy Morales de 26 años;  asegura que “la discriminación es uno de los temas que atacan ferozmente a la juventud, convirtiéndose en uno de los problemas más enquistados en una sociedad donde la mayoría de sus jóvenes son indígenas”.

En respuesta a estas demandas de los jóvenes, este viernes, la Comisión de la Juventud presentó una propuesta de reformas al Código de Trabajo para promover las pasantías laborales para jóvenes estudiantes, tanto en el sector público y privado para que puedan contar con mejores opciones al momento de enfrentarse al mercado laboral.

Desafíos en un país de  jóvenes

Abner Paredes, defensor de la Juventud de la Procuraduría  de Derechos Humanos indica que en nuestro país, la situación de este sector de la población afronta un sinfín de problemas focalizados en la falta de apoyo a los programas destinados a fomentar su entusiasmo, inclusión e identidad en una sociedad pluricultural y multilingüe como la nuestra.

Alejandra Carrillo, presidenta de la Comisión Extraordinaria que analiza la iniciativa de Ley de la Juventud, considera el Estado de Guatemala todavía tiene una deuda pendiente en esta materia, debido a que todavía no existe una norma que brinde los mecanismos que reconozcan a la población joven en el país.

Así mismo explica que se cuenta con una política de la juventud que no se ha logrado transversalizar alrededor de todos los ministerios y secretarías  del Ejecutivo. “Lejos de que haya participación de jóvenes en las políticas públicas, el Estado no ha sido capaz de garantizar las condiciones mínimas para el desarrollo de este sector que representa la mayoría en el país”.

Mario Taracena Díaz-Sol, presidente del Legislativo asegura que en los últimos tiempos se ha generado un clima de apertura política para jóvenes que desean  los cambios estructurales que el país necesita, pero aun se requiere que más jóvenes se involucren y participen con propuestas responsables, “hay temas importantes en los cuales se necesitan los planteamientos  del 70 por ciento de guatemaltecos jóvenes quienes deben luchar por sus espacios”.

Actualmente pese a la polémica que  ha generado, el proyecto Ley Nacional  de la Juventud,  el 12 de mayo de este año, se conoció  de nuevo en el pleno en primera lectura. Avanzó en su proceso de aprobación,  los puntos que resaltan de esta son:

• Fortalecimiento de la institucionalidad en el tema de la juventud.
• Se crea la Secretaria de la Juventud, con la capacidad de coordinar y promover verdaderas políticas públicas a beneficio de los jóvenes a mediano y largo plazo.

 

• Se reconoce de manera explícita como una obligación del Estado, velar por  el derecho a la cultura, educación, empleo, salud, etc. a manera de gestionar  las acciones  que permitan su cumplimiento.
Según las proyecciones de demográficas del Instituto Nacional de Estadística, Guatemala es un país joven ya que 12.1 millones de sus habitantes son menores de 35 años, quienes necesitan una reestructuración de las políticas públicas nacionales, basadas en principios de igualdad, oportunidad y responsabilidad debido a que el tema de juventud debe ser  prioritario, por lo que hay que invertir en programas para motivar a más de un millón de  jóvenes reconociendo que  son una fuerza positiva en la sociedad y que tienen un enorme potencial para contribuir al desarrollo y al progreso de la sociedad.

El 12 de agosto se celebra oficialmente el Día Internacional de la Juventud, pero aún se debe hacer conciencia en que no es solamente un día al año. La lucha por un mejor país; el país que queremos dejarle a las siguientes generaciones debe de ser el bastión fundamental con el cual  los jóvenes  deben involucrarse con  propuestas  que permitan el desarrollo sustancial e integral de la población.

This slideshow requires JavaScript.

Karen Mendoza

Karen Mendoza

Estudiante de Ingeniera Industrial; apasionada con la comunicación social y comprometida en informar sobre el trabajo del Organismo Legislativo.

Agregar comentario

Haz click aquí para publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *